Ascension Church

Caras en las Bancas

gerardo martha

Caras en las Bancas: Gerardo Escamilla

Por Betty Lou Miller

 

Gerardo José Escamilla y su esposa, Martha, tienen su hogar en Brooklyn Park, con sus
cuatro hijos: Francisco, Gerardo, Gared y Kerarte. Gerardo tiene una empresa de
construccion, All Roofs And Siding Inc., literalmente, construye su casa. Martha es ama de
casa, contable de la empresa, y, como dijo Gerardo con una pequeña sonrisa, “boykeeper.”
Uno de sus hijos comenzará la universidad este otoño, otro asiste a la Escuela Secundaria
de Totino Grace, y los otros dos en la escuela de la Ascensión.

 

Creció en la ciudad mexicana de Irapuato, Guanajuato, a un par de cientos de millas
al noroeste de la Ciudad de México, Gerardo comenzó a servir en la misa en su parroquia
“San Francisco”, establecida por la Orden Franciscana. Por aproximadamente 14 años,
Gerardo servía en la misa todos los días: una vez durante la semana, cinco veces los
sábados y los domingos cinco veces. (¿Cuánto es esto? 4.382!)

 

No tenía zapatos para ir a la escuela ni para servir en la misa. Después de un año,
un nuevo par de zapatos le estaba esperando en la iglesia.

 

Gerardo conoció a Martha en el Tecnológico de Celaya, estudiando negocios (“la
mejor universidad Tech en México”). Mientras asistía a la universidad, trabajó a tiempo
parcial para la Del Monte Food Corporation. También fue un árbitro de fútbol profesional
para una liga de fútbol interestatal local. Después de la universidad, trabajó a tiempo
completo para Del Monte.

 

En 1996, Gerardo y Martha llegaron a Minnesota y se casaron en la iglesia de San
Esteban, en el sur de Minneapolis, presidiendo el Rev. Larry Hubbard.

 

En la Ascensión, Gerardo enseña religión a alumnos de segundo grado y sus
padres los domingos por la mañana antes de la Misa. Los padres asisten a la totalidad de
los dos semestres; este grupo se llama Parenting Partners. Durante tres semanas cada
semestre, los niños se unen a sus padres para la clase; este grupo se llama hijos e hijas
para siempre.

 

Gerardo es también el Director del Ministerio Litúrgico. Además, coordina eventos
especiales.

 

Su respuesta a la pregunta: “¿Qué te gusta de la Ascensión”, “Ascensión es para
todo el mundo”.

Caras en las bancas: Jackie Ormides Burns

 

Decidida a encontrar una vida mejor

 

Por Betty Lou Miller

 

Cuando Jackie Ormides Burns  tenía 18 años, decidió dejar  a Puebla, México. Esto también significaba dejar a su madre y varios hermanos. Ella se unió a su hermano mayor en Los Ángeles y, posteriormente, su tío en Brooklyn Center. Su historia es una de gran riesgo y determinación.

 

A medida que pasaba el tiempo, conoció y se casó con Eugene Burns. Tuvieron dos hijos, Gena y Geno. Los niños ahora asisten a Brooklyn Center High School secundaria. Eugene murió trágicamente en un accidente de coche cuando los niños estaban en  la edad preescolar.

 

Jackie, Gena y Geno unieron Ascensión parroquia hace unos siete años. El año pasado Jackie estableció además sus raíces en la Ascensión, cuando se casó con Gustavo Morales con el Padre Greg Miller . Una sonrisa ilumina el rostro de Jackie como ella relata este evento.

 

Durante los últimos 14 años, Jackie ha trabajado en Correo de datos en el noreste de Minneapolis. Ella ha disfrutado de su trabajo de selección, montaje y embalaje de material publicitario. Pero Jackie está buscando un nuevo trabajo desde que su empleador será cerrado.

 

Gena y Geno asisten a clases de educación religiosa en Ascensión todos los domingos antes de la Misa; cada uno está estudiando para el Sacramento de la Confirmación que deben cumplirse en uno y dos años, respectivamente. Durante este tiempo, Jackie estudia las lecturas del domingo en una clase dirigida por Victor Torres y María Limón.

 

Aunque el camino era arduo, Jackie recibió su certificado de ciudadanía en el 2012.” No tuve que  nunca  ser separada de mis hijos “, dijo.

 

Jackie es un miembro incondicional de la Ascensión de Justicia en Acción y la Campaña para los comités de Ciudadanía.

 

Sus cosas favoritas de la Ascensión son: la misa, las clases para los niños y el las clases de lectura para adulto  los Domingo.

Caras en las bancas: Juan Connors

 

Por Betty Lou Miller

 

Juan Connors es muy orgulloso de su herencia irlandesa. Esto fue bastante notable por la sudadera que llevaba puesta, con su cresta de la familia y “Connors” en grandes letras verdes. Nos sentamos en la mesa de la cocina para algunos té desayuno y galletas de chocolate irlandeses.

 

Al lado de ser irlandés y católico, una constante en la vida de Juan es su creación musical. De vuelta en la escuela secundaria a Patrick Henry en el norte de Minneapolis, el  tocaba el saxofón y era parte de una banda llamada “The Kid Band.” Padre Coates, Pastor Asociado en la Ascensión, les preguntaba que  tocar en los bailes de la noche del viernes celebrada en el Club de la Ascensión.

 

John Connors - Faces in the Pews.pagesMientras  en Patrick Henry, conoció a Gail Grobe, quien se convertiría en su esposa en unos  años. Se casaron en la Ascensión el 26 de octubre de 1946, con el P. Richard Bonin preside. Su amado Gail falleció hace menos de dos años. Su funeral se celebró en la Ascensión. Su bisnieto, Jamison, hizo una lectura de Paul… así que muy bien, a los 5 años. Su nieta, Thomasina, cantó “How Beautiful” y otras canciones.

 

John, su hija Bridget, Thomasina, y Jamison son una  familiar muy unida. En la misa de 9:30 am Juan, Bridget, y Jamison están sentados en la parte delantera derecha de la iglesia. Thomasina   no esta muy a la derecha, cantando con el grupo musical de la Ascensión.

 

John sirvió en el ejército de Estados Unidos durante dos años, en Fort Snelling como médico, y en Panamá a trabajar como locutor y en la banda del Ejército. Luego comenzó una larga carrera en el servicio postal de Estados Unidos.

 

Naturalmente, él estaba en la banda de USPS. Más precisamente, la Asociación Nacional de Carteros Band. Esta banda tenía una convención cada dos años en varios lugares, incluyendo Hawaii. La convención siempre se incluye un desfile. Estos carteros, cada área con sus uniformes de bandas distintas, formadas por el tercer desfile más grande de los Estados Unidos (después de la American Legion y VFW). Un acontecimiento importante fue cuando él y la banda tocó en la inauguración de John F. Kennedy, el 20 de enero de 1961. Su esposa y su madre llegaron a esta memorable ocasión.

 

Esta persona ¬- John, irlandés, católico, grande abuelo, abuelo, papá -continúa para saborear la vida.

 

Él juega sus tres saxofones (soprano, contralto, tenor) todos los días. Dos veces al mes le toca en una orquesta de baile en St. Paul llamado, “Los tonos de oro.” Él bromeó: “Ellos deberían llamarse” .

 

Preguntado compartir qué es lo que le gusta de la Ascensión, en menos de un instante, dijo, “En un principio, el” lo irlandés ‘de monseñores Dunphy y Coates; ahora la apertura y el amor “.

Lee-Anne Kantorowicz

Caras en las bancas: Lee-Anne Kantorowitz

Por Betty Lou Miller

 

Lee-Anne llegó a Ascensión de San Felipe, donde había estado muy involucrado con mayores salidas y almuerzos para Personas Mayores.

 

Ella y su marido, Wally, se unió a San Felipe en 1997, y ella quedó viuda en el año 2000. Se unió a la Ascensión en el 2010. Ella es madre de Brian, Julie, y Kim; abuela a Jeremy, Chris, Erik, Emily, Josh, Patrick, y Joey; y bisabuela a Lilah Gracia.

 

En la Ascensión, Lee-Anne es un voluntario para los domingos hospitalidad en la mañana.

 

Ella ha superado el cáncer de mama, cirugía de la espalda, un ataque al corazón y, muy recientemente, la cirugía completa hombro reemplazo.

 

Sus raíces son 100% de Suecia. Los cuatro abuelos llegaron a través de la isla de Ellis, estableciéndose en Red Wing y Minneapolis. Su abuelo trabajó en Red Wing Cerámica. Su padre conducía un camión de la leche y más tarde entró en la agricultura, lo que los llevó a Zimmerman y Pine City. Lee-Anne se graduó de la Escuela Secundaria Pine City.

 

Algunos de aficiones creativas de Lee-Ann son chatarra de reserva, que incluye un montón de navegación a través de Michael Craft Store para obtener sólo el papel y decoraciones derecho a tener el resultado deseado; hacer colchas cabaña de troncos; y haciendo divertidas manualidades con sus nietos, tal como la creación de adornos o Creatology (casas hechas de espuma).

 

En una de sus recientes “Viajes de Misterio” con un amigo, realizó una gira por Waterloo, Iowa; se detuvieron en los museos en el camino y se hospedamos en interesantes viejos  alojamiento y desayuno en viejos lugares. En el viaje de regreso, fueron al Museo de Spam en Austin, Minnesota. Lee-Ann ama spam! Lo tenía cuando era niño; lo utiliza ahora en una variedad de sabrosos platos.

 

Lo que le gusta mas  de la Ascensión es? “Todo el mundo es bienvenido.”